Noticias de salud dental

La diabetes y la pérdida de dientes pueden ser un doble problema para el cerebro que envejece

Marzo 15, 2023 (HealthDay News)

La diabetes es un factor de riesgo conocido del deterioro mental y la demencia. En conjunto con la pérdida de dientes, el daño potencial para el cerebro es incluso más significativo, indica una investigación reciente.

Los hallazgos resaltan la importancia de una atención dental y un control de la diabetes buenos para los adultos que envejecen, señaló Bei Wu, autora principal de un nuevo estudio de casi 10,000 adultos.

"El acceso a la atención dental para los adultos mayores, sobre todo los que tienen diabetes, es de verdad importante", comentó Wu, vicedecana de investigación del Colegio de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York, y codirectora de la Incubadora del Envejecimiento de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) recomienda unas revisiones dentales regulares para todo el que tenga diabetes, "¿pero cuántas personas están siguiéndola y cuándos profesionales clínicos lo recomiendan?", se pregunta Wu.

Por sí sola, una mala salud oral, sobre todo la enfermedad de las encías y la pérdida dental, también se ha vinculado con el deterioro cognitivo y la demencia.

Wu anota que ahora los investigadores comienzan a comprender cómo la salud oral, la diabetes y el deterioro cognitivo podrían exacerbarse entre sí.

"Debemos aumentar la concienciación al respecto", enfatizó.

La inflamación tiene un rol tanto en la diabetes como en la enfermedad de las encías, anota el estudio. Estos procesos inflamatorios podrían contribuir a los deterioros en las habilidades de razonamiento y pensamiento, lo que se conoce como deterioro cognitivo.

Una mala nutrición es otra vía. Tener dolor en las encías y dientes faltantes puede dificultar que las personas mastiquen unos alimentos saludables. Esto puede conducir a una deficiencia nutricional. Los niveles alterados de azúcar en la sangre y la sensibilidad a la insulina que se encuentran en la diabetes también empeoran la deficiencia nutricional, según el estudio.

Y ciertas bacterias relacionadas con la periodontitis, o enfermedad de las encías, crónica también podrían afectar a la función cognitiva, planteó Wu.

Para estudiar esto en combinación, los investigadores dividieron a los adultos mayores en grupos según la edad: de 65 a 74 años, de 75 a 84 años, y mayores.

Los investigadores usaron datos del Estudio de salud y jubilación de la Universidad de Michigan de 2006 a 2018, que midió la memoria y la cognición cada dos años. Incluyó a 9,948 adultos mayores.

En los adultos de 65 a 84 años, los que tenían diabetes y una pérdida dental completa a la vez presentaban la tasa más alta de deterioro mental acelerado, en comparación con los que no tenían ninguna de las dos afecciones.

Los de 65 a 74 años que solo tenían diabetes, o solo pérdida dental completa de los 65 a los 84 años, también sufrían un deterioro cognitivo más rápido.

Pero el deterioro mental más rápido se observó entre los que tenían de 65 a 74 años y que sufrían tanto de diabetes como de pérdida dental total.

Los investigadores no encontraron evidencias concluyentes que vincularan el deterioro mental con no tener dientes y la diabetes en los adultos de a partir de 85 años.

Teorizaron que quizá las personas menos sanas de este grupo ya habían fallecido, antes de llegar a tener mucho más de 80 años. O es posible que este grupo de edad ya sufriera un mayor deterioro cognitivo.

Wu anotó que el estudio es observacional, y que no puede probar causalidad.

El Dr. Cyprien Rivier, miembro postdoctoral de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, advirtió que no es un experto en la diabetes, pero dijo que las conexiones entre la diabetes y la periodontitis tienen sentido. Rivier no participó en el estudio.

Los expertos saben que la inflamación conduce a cambios en la microarquitectura cerebral.

"Sabemos que cuando hay unos niveles altos de inflamación sistémica, la materia blanca se desorganiza un poco más", apuntó Rivier.

Esto conduce a unos peores resultados en la salud del cerebro y cognitivos, lamentó.

La salud bucal es muy importante para otras áreas del cuerpo, incluso para la salud cardiaca, anotó Rivier. Por ejemplo, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) señala que los pacientes que han tenido problemas con las válvulas del corazón deben tomar antibióticos antes de ciertos procedimientos orales, debido a las bacterias que se pueden desplazar a través de la sangre.

"Los efectos de la salud oral en todo el cuerpo ahora están de verdad bien definidos", aseguró Rivier.

Se necesitan más estudios para evaluar estas conexiones, pero una buena salud dental es un objetivo fácil e importante para mejorar la salud, enfatizó Rivier.

"Es más bien barato. Mejorar la salud oral a nivel poblacional es bastante fácil", añadió Rivier.

Los autores del estudio comentan que los adultos mayores que tienen una mala salud dental y diabetes se beneficiarían de evaluaciones cognitivas realizadas por sus proveedores de atención primaria.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la edición del 12 de marzo de la revista Journal of Dental Research.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre la salud cognitiva y los adultos mayores.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Bei Wu, PhD, vice dean for research, New York University Rory Meyers College of Nursing and co-director, NYU Aging Incubator, New York City; Cyprien Rivier, MD, MSc, postdoctoral fellow, neurology, Yale School of Medicine, New Haven, Conn.; Journal of Dental Research, March 12, 2023

l